La Entrevista de Trabajo: Preparación

22. junio 2009 · Categoría: Info útil, Xen

 Este es el artículo 7 de 9 de la serie: Guía de Ayuda para desempleados

La entrevista es el momento clave del proceso de selección, ya que es el encuentro con la empresa y donde ambas partes podremos conocernos y valorar el mutuo encaje.

Por parte de la empresa evaluarán si nuestras características personales y profesionales son las necesarias para encajar en el puesto. Por nuestra parte, podremos ampliar los datos que tenemos sobre la empresa y sobre el trabajo para saber si nos interesa.

Al igual que el resto de fases anteriores, la entrevista también requiere por nuestra parte un tiempo de reflexión y una preparación previa, ya que hemos de tratar mostrar lo mejor de nosotros mismos.

¿Qué debemos prepararnos antes de la entrevista?

* Nuestro conocimiento de la empresa:

Es altamente recomendable habernos informado sobre la compañía: su actividad, sus productos, su posicionamiento e implantación en el mercado, sus valores, etc. Demostrar que nos hemos interesado por conocer la empresa es un punto a nuestro favor.

Esta información la podemos encontrar revisando su Web, en revistas del sector, etc.

* Nuestro conocimiento del puesto:

Debemos recabar todos los datos que tengamos sobre el puesto para tener claro:

– Cuales son los requisitos, en qué medida los cumplimos y que puntos fuertes tenemos y cuáles no y cómo los podemos compensar.

– Qué datos me faltan para saber si me interesa la oferta y qué preguntas le formularé al entrevistador para conocerlos.

* Lugar de la entrevista:

Es importante que planifiquemos la mejor forma de llegar hasta las oficinas de la empresa para evitar cualquier contratiempo y tener el nombre del entrevistador y un teléfono de contacto para avisar si nos surge un imprevisto.

* Escoger la imagen que queremos dar.

La primera impresión cuenta mucho, de modo que debemos procurar que el impacto visual inicial sea bueno. Para ello es importante un nivel de higiene correcto, una imagen aliñada y una vestimenta sea neutra y formal.

* Revisión del CV y nuestras fortalezas

Debemos saber qué información hemos facilitado, sobretodo si tenemos diferentes formatos de CV, para saber defender cualquier pregunta que nos hagan sobre lo pusimos.

También es bueno reflexionar sobre lo que podemos aportar de positivo a la empresa y pensar como defender nuestras debilidades.

Algunas posibles preguntas:

– ¿Por qué escogiste estos estudios?

– ¿Qué asignaturas te gustaban más/menos?

– ¿Tienes planificado hacer algún tipo de formación en breve?

– ¿Cuáles son tus funciones?

– ¿Cuáles son los motivos de cambio de cada empresa en la que has estado?

– ¿Cómo es tu relación con tus compañeros / jefes / subordinados?

– ¿Qué cambiarías de tu trabajo/ tu jefe/ tus compañeros/ tu empresa?

También nos pueden plantear cuestiones más allá de lo que pone en el CV. Así que es importante pensarlas para saber cómo responder.

Algunos ejemplos de preguntas:

– ¿Cuáles son tus puntos fuertes y débiles?

– ¿Qué te motiva del proyecto/ de la empresa?

– ¿Qué puedes aportar a la compañía?

– ¿Cuáles han sido tus éxitos?

– ¿Cómo gestionas el estrés?

– ¿Qué consideración tienes por el trabajo en equipo?

– ¿Cuál fue la situación más desagradable en has vivido a nivel laboral y cómo la afrontaste?

– Describe el mejor/ peor jefe que hayas tenido.

Encontrarás más preguntas en: “83 preguntas en una entrevista de trabajo” o “100 posibles preguntas“.

¿Qué debemos intentar evitar?

* Llegar tarde o con demasiada antelación.

Es importante ser puntual y no hacerse esperar. Pero pueden surgir imprevistos o problemas de última hora, así que en ese caso, debemos llamar y avisar de nuestro retraso.

Si se da la situación que no podemos asistir a la entrevista, no hay que dejar de llamar al entrevistador para comunicárselo y solicitarle un cambio de fecha. Lo mejor es procurar avisar con la máxima antelación posible.

* Ir acompañado.

El hecho de llagar a la entrevista acompañado de un pariente o amigo da la impresión de falta de autonomía e inmadurez. Lo mejor es ir solo, pero si vamos acompañados, mejor que esa persona no suba con nosotros y nos espere en la calle. La entrevista es una situación que hay que afrontar solo.

* Ponerse nervioso

Es normal ponerse nervioso, ya que uno se siente evaluado en una entrevista, pero eso no nos ayuda que las cosas vayan mejor. Prepararnos antes la reunión, nos ayudará a tener mayor control sobre lo que puede pasar y a tener más recursos para salir adelante en las situaciones críticas.

Con estos consejos, estamos listos para afrontar la reunión.

Xen


2 Comentarios
  1. Pingback
  2. Pingback
Escribe tu comentario aquí!

Comentario:

Sigue el debate de tus comentarios con tu RSS 2.0 Feed.